Viajes al extranjero para operarse a menor precio

botox

En el post de hoy vamos a hablar de una modalidad de viaje diferente de la que se suele hablar, y esa es cuando por motivos de operaciones se viaja al extranjero. En España además de tener un gran auge de turismo por nuestra rica cultura, lugares emblemáticos, costa, como temperatura… también somos un país en el que recibe gran cantidad de usuarios que vienen a operarse, no sólo por cuestiones de salud (que también se produce), sino estéticas. También ocurre a la inversa, Españoles viajan a otros países para hacer lo mismo. ¿Con qué fin? Aunque en un menor grado se busca la excelencia, lo más normal es que estos viajes vengan impulsados por lo económico. Buscando operaciones “low cost” pues en los países de origen son más caras, (normalmente marcado por un nivel de vida superior).

Cirugía estética de bajo coste en el extranjero: ¿es peligrosa? Esto es lo que hay que saber

Hay áreas donde el ahorro puede ser un riesgo para la salud: la cirugía estética es, por razones intuitivas, una de ellas. En muchos casos, los tratamientos estéticos requieren cirugía real y las consecuencias de una operación no profesional no deben ser subestimadas. En la práctica, sin embargo, el atractivo del bajo coste también ha afectado a este sector. Mientras que Nueva Zelanda está a punto de estrenar la nueva realidad dedicada a viajar para los retoques, el cd scalpel trip, la Asociaciones  de Cirugía Plástica Estética lanzan la alarma sobre esta peligrosa moda y da a conocer los precios medios de las intervenciones estéticas realizadas por profesionales (para invitar a la gente a desconfiar de las ofertas excesivamente por debajo de estas tarifas).

Intervenciones quirúrgicas: por qué elegir la cirugía en el extranjero

El fenómeno de viajar al extranjero para este tipo de intervenciones se explica de la siguiente forma según la Clínica Medico Estética de La Doctora Shova en Benidorm: la idea de “combinar el beneficio con el placer, es decir, unas vacaciones de placer con una intervención” es la primera en atraer. El bajo presupuesto para intervenciones estéticas de bajo coste es sin duda un factor decisivo. Finalmente, la posibilidad de la confidencialidad. Ir a otro país a operarse reduce mucho las posibilidades del cotilleo, muy habituales.

Además países como el nuestro (España) son considerados países con una gran reputación en salubridad, con grandes profesionales, pero que por nuestras características económicas somos mucho más “low cost” que otros como pueda ser Suiza, Alemania, Holanda… Sin embargo a la inversa cuando viajamos de España a otros países, según a donde viajemos y a qué profesional acudamos, podemos estar arriesgando mucho.

Cirugía estética en el extranjero: lo que arriesga

Sin embargo, a continuación se enumera seis riesgos concretos a los que se enfrentan quienes van al extranjero para someterse a la cirugía plástica:

  1. Deficiencias de comunicación;
  2. Normas sanitarias inferiores a las de nuestro país;
  3. Atención pre y postoperatoria deficiente;
  4. El seguro del profesional no puede ser verificado;
  5. Costes adicionales en caso de reparaciones secundarias (si es posible);
  6. Vacaciones marineras imposibles de combinar con la intervención (“no hay operaciones que te permitan ir a la playa o a un museo después de 24-48 horas”).
  7. Cirugía estética: precios para los tratamientos más solicitados

A continuación se muestra una lista con las intervenciones más solicitadas y la gama de precios:

  1. Boca (ácido hialurónico de relleno) de 250 a 750 euros;
  2. Botox de 300 a 600 euros;
  3. Total Elevación total de 5 mil a 6.500 euros;
  4. Mastoplastia aditiva de 4.500 a 7.000 euros;
  5. Rinoplastia de 3500 euros a 5500 euros;
  6. Trasplante capilar de 3000 a 5000 mil euros.

 

Administrador

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.