¿Qué llevar en la maleta de viaje?

que llevar en la maleta

Una de las cosas que más pereza me da de los viajes es preparar la maleta, el tener que pensar qué llevar y quedarme siempre con la sensación de que se me olvida algo importante. Por eso, acostumbra a ser realmente útil preparar un listado de cosas, que sirve como guía y facilita mucho la tarea.
Con el fin de poder compartirlo con vosotros, he recogido en un documento todas las cosas que me he llevado de viaje alguna vez, e incluso he añadido otras que he pensado le podrían ser útiles a otro género de viajante (porque yo por ejemplo nunca me he llevado de viaje las planchas de pelo, el secador, o bien el maquillaje, pero sé que hay gente para la que es un kit imprescindible!). Si deseáis, podéis descargaros nuestro listado PINCHANDO AQUÍ. ¡Esperamos que os resulte útil!
Si bien el listado que planteamos es larguísimo, es conveniente llevar una maleta lo más ligera posible, ya que después tendremos que cargar con ella a lo largo de todo el viaje. Hay que evitar atestar la maleta de “por si acasos” y supervisar el peso máximo que se puede facturar en el aeroplano. Debemos meditar bien en el género de viaje que haremos y valorar lo que realmente necesitamos. Además, debemos tomar en consideración que en caso necesario vamos a poder adquirir cosas en el sitio de destino.
Si por poner un ejemplo viajamos con más gente, podemos ponernos conforme a fin de que cada uno de ellos lleve una cosa y de esta manera minimizar peso. Seguramente no va a ser necesario que todos llevemos de todo (champú, pasta de dientes…).
Como vais a ver, en algunos apartados del listado he dejado líneas en blanco a fin de que cada uno especifique lo que llevará. Por ejemplo:

  • “Pantalones/ Vestidos/ Faldas”: pantalón vaquero, falda azul, pantalón de monte, pantalón corto, pantalón impermeable, mallas térmicas…
  •  “Camisetas/ Jerseys/ Sudaderas”: camiseta roja, suéter de lana, camiseta térmica
  • “Chaquetas/ abrigos”: chaqueta vaquera, plumas, abrigo largo, gabardina, impermeable, cortavientos…
  • “Calzado”: botas de monte, sandalias, zapatillas de trekking, zapatillas de casa, chancletas…

Yo, normalmente suelo usar las chinelas como “zapatillas de casa”. Siempre viene bien llevarlas, pues te pueden servir aun para ducharte en hoteles menos higiénicos. Cuando voy de trekking, suelo llevar calzado tipo “crocks”, puesto que son adecuados para reposar los pies cuando finaliza la etapa, tenemos la opción de ponernos calcetines y sirven también para el agua.
En el apartado de “Ropa interior” se ha dibujado una pequeña línea para indicar cuántas unidades vamos a llevar de cada cosa. Si llevamos una pastilla de jabón o bien detergente, vamos a poder lavar la ropa durante el viaje y así va a ser suficiente con que llevemos dos o 3 unidades de cada género de prenda.
El tamaño del neceser será del gusto/necesidad de cada uno. Yo por ejemplo, suelo llevar lo básico, y si tengo que incluir una toalla, suelo meter una muy, muy pequeña absorbente. Asimismo puede ser una gran idea meter los botes de jabón en bolsas de plástico por si acaso se abre la tapa a lo largo del viaje y se pringa todo cuanto hay en la maleta.
No debemos olvidar que en el equipaje de mano no se pueden llevar líquidos o geles con una capacidad individual máxima de 100ml, aerosoles desodorantes, ni cuchillas de rasurar u objetos punzantes (ej. agujas, tijeras), con lo que tendremos que tener muy en cuenta lo que facturamos y lo que llevamos en el equipaje de mano. Si pincháis en los siguientes links, podréis hallar más detalles respecto a lo que no está permitido llevar en el equipaje de mano y en el equipaje facturado.
Yo por ejemplo, en el equipaje de mano suelo llevar todas y cada una de las cosas de valor (cámara de fotos, móvil, computador portátil, dinero, documentación), material de lectura y una ropa de muda por si acaso se me pierde la maleta. En verano, cuando viajo con sandalias, suelo meter unos calcetines para ponérmelos en el aeroplano, que en ocasiones suele hacer un frío helador.
En lo que se refiere al “Kit nocturno”, siempre que hago viajes de bajo presupuesto, suelo llevar mi funda de almohada y un saco de tela. Estas 2 cosas no ocupan demasiado y gracias a ellas podemos dormir considerablemente más a gusto especialmente cuando nos alojamos en sitios económicos y “cutres”, en los que el tono de las sábanas o la higiene del sitio dejan mucho que querer. A los chinches de los jergones les costará más atacarnos…aunque siempre hay alguno que otro más hábil que termina picando!
Los tapones para los oídos asimismo nos pueden salvar de una noche en vela cuando hay mucho tráfico o discotecas y bares con la música a tope cerca de nuestro alojamiento. Por otro lado, en muchos lugares no acostumbra a haber persianas ni cortinas, con lo que si eres de los que les molesta la luz para dormir, será mejor que metas un pequeño antifaz en la maleta.

Si viajamos al monte y tendremos que caminar muchas horas diarias, merece la pena llevar una mochila con “camelbag”, en tanto que podremos beber agua según vamos andando, sin precisar parar y sacar la cantimplora, lo que acostumbra a resultar muy costoso sobre todo a grandes altitudes.

Cuando viajamos a zonas más rurales o bien menos “civilizadas”, el “kit de Loreal profesional” nos puede salvar de una buena. Nosotros por ejemplo, hemos empleado cinta de carrocero para tapar un orificio enorme por el que entraba nieve en la habitación, gomas de pelo para cerrar agujeros en mosquiteras, cuerdas para poder colgar ropa o tu mosquitera, candelas y cerillas en lugares sin electricidad, el frontal para leer un libro en sitios donde la lámpara alumbra menos que una cerilla, navaja multiusos para sacarte una espina de la planta del pie…
Finalmente, es muy importante organizar bien todo cuanto llevamos. Hay gente que enrolla la ropa a fin de que no se arrugue y ocupe menos espacio. Yo, personalmente, nunca he usado esa opción. Siempre y en todo momento suelo usar unas fundas con cremalleras en las que meto las cosas de forma clasificada: una para las camisetas, otra para los pantalones, otra para ropa interior, bikini y calcetines… A mí me resulta muy práctico, por el hecho de que es muy simple sacar solamente la funda que te hace falta. Cuando la ropa va suelta, la maleta acaba siendo un caos!

Administrador

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.