4 Cosas para hacer en Barcelona

Cuando viajas, en especial si tienes poco tiempo, verdaderamente deseas sacar el máximo de tu destino a fin de que te vayas a casa sintiendo que no has perdido nada y que verdaderamente tienes una idea del sitio. Claro, puede ser un reto, con lo que hemos trabajado para reducir todo lo que se ha de hacer en Barcelona a cuatro ideas que a buen seguro te gustarán.

Descubra la urbe a pie

Barcelona es una urbe grande, mas es el tamaño idóneo para descubrir a pie una vez nos hemos alojado en un apartamento como los de Mercedes Heritage. Pasa un día lejos del metro y el autobús turístico, y tomar su tiempo dando un camino alrededor y parando para recargar con ciertas grandes opciones gastronómicas de la urbe. Si está de humor para visitar ciertos edificios y parques más pasmantes, deseará ver todo el Parc de la Ciutadella tiene para ofrecer, como el Parc de Joan Miró, y el castillo de Montjuïc, mas asimismo hay una Barcelona que no hallará en las guías. Salga de la senda batida y diríjase a Horta, conozca el encanto del distrito de Sant Andreu, vea un lado menos conocido del Eixample y disfrute de increíbles vistas panorámicas.
Si sus piernas están más a la altura de la labor que sus pies, asimismo puede ver la urbe en bici. De los abundantes que hay en torno a la urbe, hemos eliminado diez sendas en la urbe y sus aledaños a fin de que descubras Barna mientras que pedales, ya seas un corredor de siempre o bien todavía vacilando sin esas ruedas extra en la espalda.
Y si eres un corredor y no te perderás un día, aun a lo largo de tus vacaciones, tenemos una alternativa para asimismo

Explore Gaudí y el modernismo

Indudablemente, una de las primordiales atracciones turísticas de Barna (llamada así a Barcelona por los que viven en ella) es admirar la arquitectura modernista de la urbe y las obras de Antoni Gaudí particularmente. Apenas caminando alrededor hallará distintos ejemplos del trabajo de Gaudí mediante la urbe, sean civiles o bien edificios religiosos. Las más conocidas son la Sagrada Familia, pasmante tanto en el exterior como en el exterior; Park Güell, un espacio que sale de un cuento de hadas y emula una urbe jardín inglés; Y La Pedrera. Mas no te pierdas la ocasión de visitar otros edificios de Gaudí que en ocasiones ocupan un espacio más pequeño en las guías como Palau Güell, Casa Batlló, Torre Bellesguard, Casa Vicens y (si tienes tiempo para aventurarse un tanto fuera de Barna) la cripta de la Colònia Güell, en Santa Coloma de Cervelló.

Mas Gaudí no fue el único arquitecto técnico modernista que dejó su huella en Barna. Asimismo vale la pena visitar la Casa Amatller y el Palau de la Música, obra de Puig I Cadafalch; Casa Lleó Morera, desarrollada por Domènech i Muntaner; Y Casa de les Terrades. Otro ejemplo es el Centro de salud de la Santa Creu y Sant Pau, Patrimonio de la Humanidad y cuyos jardines son un oasis en el bullicio de la urbe

Llena de tapas, pinchos y vermú

Pinchos, en esencia, son tapas vascas – platos de gominolas de tamaño bocado servido encima de un pedazo de pan – y asimismo son una tendencia culinaria en Barna. La tradición le solicita que seleccionar a el alimento con palillos de dientes, y al final de la noche se le va a cobrar por el número de palillos de dientes que ha empleado. De los mejores lugares para probar es Euskal Etxea, donde puedes quedarte atrapado en empanadillas de jamón, pinchos de pollo tempura con mahonesa de azafrán, provolone derretido con mango y jamón, o bien un mini- Brochette de cerdo. Mas a fin de que no te olvides, existen muchos lugares más pinchos en la urbe asimismo.

Mas si lo que verdaderamente deseas son tapas, tus opciones se multiplican – tradicionales, elaboradas, lugares donde las patatas bravas son las estrellas del menú, y bares de tapas para ir a si una buena cerveza para lavarlas es una prioridad. Ciertos elementos esenciales son Quimet i Quimet, La Esquinica o bien El Cerdo salvaje.

Y como es natural, todo sabe mejor acompañado de un buen vermute. Los fines de semana (o bien cuando estás de vacaciones) son ideales pues hay más tiempo para hacer un vermú rastreo, como es la costumbre, con un mordisco para comer como muestra los diferentes tipos. Mas verdaderamente cualquier instante es buen instante para probar el vermut de la casa en tradicionales bodegas como Bar Calders, La Pepita y Bar Electricitat.

Suba el mágico Montjuïc

Montaña de Montjuïc es el sitio idóneo para un camino frondoso con grandes vistas, mas se precisa un tanto de legwork para llegar hasta allá, con lo que es menos poblado por los turistas. Mas no permitas que eso te disuada. Además del ambiente natural y las espectaculares vistas, hallará edificios de los JJ. OO. de mil novecientos noventa y dos, como el Palau Sant Jordi y la torre de telecomunicaciones desarrollada por Santiago Calatrava. Si te sientes lleno de frijoles y llegas a la cima de la colina, puedes ver el estadio olímpico y el Jardi Botànic. Plaça Espanya, al pie de Montjuïc, es el punto de acceso más frecuente a la montaña, y asimismo se puede visitar el Pavelló Mies van der Rohe y el centro cultural CaixaForum.

Camino por los jardines Laribal, desarrollado por el arquitecto técnico francés Jean-Claude Nicolas Forestier; Visitar el vivero 3 Pins, donde se cultivan plantas para jardines y parques municipales de la ciudad; Y inclina tu sombrero a la escultura de bronce del versista italiano Dante Alighieri en la plaza del mismo nombre

Administrador

View more posts from this author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.